Guía definitiva para conseguir empleo en los EUA si eres migrante

Recursos para migrantes

Guía definitiva para conseguir empleo en los EUA si eres migrante

¡Encuentra el trabajo de tus sueños en los EUA!

Mudarte a un nuevo país puede resultar muy estresante, y eso sin mencionar el estrés que conlleva encontrar un empleo estable para mantenerte.

Pero no tiene por qué ser algo aterrador. Muchas personas provenientes de todas partes del mundo se mudan a los EUA por diversos motivos. Por ejemplo: algunas desean continuar sus estudios académicos en una universidad estadounidense, otras lo hacen para aceptar un empleo en los EUA, y muchas otras salen de sus países de origen para evitar disturbios.

Sean cuales sean tus motivos para mudarte a este país, en esta guía queremos ofrecerte recursos para que te abras camino en el mercado laboral de los EUA y puedas conseguir el empleo perfecto. 

¿Cómo puedo obtener un permiso para trabajar en los EUA?

Si no eres ciudadano o ciudadana estadounidense, necesitas ser residente permanente o contar con una visa para trabajar en los EUA. Según el tiempo que planees trabajar y el tipo de empleo, existen varios tipos de visas.

Visa de trabajadores temporales

Si estás en los EUA por un plazo fijo, necesitas una visa de trabajo temporal. En otras palabras, es una visa que puedes solicitar cuando no planeas quedarte en el país de forma permanente o indefinida. Existen visas para personas en ocupaciones especializadas, libre comercio, trabajadores agrícolas, artistas o intérpretes musicales, programas de intercambio cultural a nivel internacional, personas con habilidades o logros extraordinarios, y más. Puedes obtener más información sobre las visas de trabajos temporales aquí.

Visa de trabajadores permanentes

Si tu intención es vivir en los EUA de manera permanente o indefinida, necesitas una visa de trabajador permanente. Hay cinco categorías: 

  • Visa EB-1: personas que poseen habilidades extraordinarias 
  • Visa EB-2: profesionales con títulos avanzados
  • Visa EB-3: trabajadores profesionales y cualificados y otros trabajadores
  • Visa EB-4: migrantes especiales, como trabajadores religiosos y empleados gubernamentales en el exterior
  • Visa EB-5: inversionistas comerciales

 

Algunas visas requieren que tengas alguna certificación u oferta laboral de un empleador, quien debe fungir como tu patrocinador. Puedes obtener más información sobre las visas de trabajos permanentes aquí.

Visas de estudiantes y visitantes de intercambio

Además, hay visas para personas que desean estudiar en un colegio o universidad estadounidense. Una de ellas es la visa F1. Los hijos y cónyuge del solicitante también reciben esta visa. Asimismo, hay visas para estudiantes vocacionales, estudiantes de intercambio y ciudadanos canadienses y mexicanos que desean cursar estudios en los EUA. Puedes obtener más información sobre las visas de estudiantes y visitantes de intercambio aquí.

Green card

Una green card es una tarjeta de residencia permanente, que te permite vivir y trabajar de forma legal en los EUA. Por lo general, necesitas que alguien te patrocine para que puedas ser residente permanente. Hay varias formas: a través de una petición para 'pariente extranjero' o una petición para 'trabajador extranjero', pariente refugiado, entre otras. Puedes obtener más información sobre la green card aquí.

¿Qué empleos tienen mayor demanda?

Si no sabes por dónde empezar, estos son los cinco empleos con mayor demanda en los EUA. ¿Te interesa alguno de ellos?

  1. Asistentes de salud en el hogar
  2. Auxiliar de enfermería
  3. Trabajador de construcción
  4. Asistente de fisioterapia
  5. Conductor de camiones

¿Y dónde puedo conseguir empleo? Las economías de cada estado tienen sus propias características, pero según Best College Reviews, estos son los cinco estados principales para encontrar empleo: 

  1. Dakota del Norte
  2. Texas
  3. Florida
  4. Nueva York
  5. Nebraska

¿Cómo puedo encontrar trabajo?

Si les preguntaras a varias personas cómo obtuvieron sus trabajos, es probable que todas te dirían algo distinto. Aquí hay algunas respuestas:

  • Online. Los gerentes de contratación publican ofertas de empleo en varios sitios web reconocidos. Algunos se centran en un sector en específico, mientras que otros publican cualquier tipo de oferta. Visita un par de sitios y regístrate para recibir notificaciones por email cada vez que se publique una oferta que te interese y se encuentre en tu localidad.
  • Busca en tu zona. Muchos negocios colocan anuncios de empleos en sus locales cuando necesitan contratar personal, en especial las tiendas minoristas y restaurantes. Conduce o camina por un área concurrida para ver si encuentras alguna oferta. Tampoco está de más visitar un negocio y preguntarle al gerente si están contratando.
  • Networking. ¡No descartes el poder de tus contactos! Diles a tus amigos y familiares que estás buscando trabajo. Si perteneces a un sector específico, busca algún grupo profesional en tu ciudad. A menudo, estos grupos realizan eventos sociales y talleres donde puedes conocer a otras personas. 
  • Ferias de empleo. Muchas comunidades llevan a cabo ferias de empleo, donde las empresas participantes tienen la oportunidad de conocer a posibles candidatos. Averigua cuándo será la próxima feria cerca de ti, qué empresas estarán presentes y prepara varias copias de tu 'resume' para repartir.

¿Qué documentos necesito para solicitar empleo?

En los EUA, los gerentes de contratación requieren los siguientes documentos cuando solicitas empleo:

  • 'Resume'. En los EUA, las empresas prefieren un 'resume' breve y concreto de tu historial laboral y educación. Por lo general, debe ser de aproximadamente una página.
  • 'Cover letter' (carta de presentación). Para complementar tu 'resume', necesitas una carta breve (¡no más de una página!) que describa tu experiencia laboral con más detalle y que indique por qué serías un excelente candidato para el empleo.
  • CV. Es un 'resume', pero más detallado y más extenso. Si bien no es muy común, pueden pedírtelo en algunos sectores, particularmente en el campo de la medicina o el académico.

¿Cómo me preparo para una entrevista de trabajo?

Si presentaste tu solicitud y ahora quieren entrevistarte para conocerte más, ¡felicidades! ¡Es una buena señal! Algunas entrevistas se realizan por teléfono o por videollamada, pero la mayoría de las veces te piden que te presentes en una oficina para tener una conversación en persona. Aquí hay algunos consejos:

  • Investiga sobre la empresa y la oferta de empleo. Es indispensable que estés bien informado sobre lo que hacen y lo que podrían esperar de ti.
  • Practica ser entrevistado. Haz una entrevista simulada con un amigo o amiga, o bien, practica tus respuestas frente al espejo.
  • Elige tu vestimenta con anticipación. Incluso si es un trabajo informal, es mejor que te vistas bien para demostrar que te importa la entrevista.
  • ¡Llega temprano! Planea llegar de 10 a 15 minutos antes de la hora de la entrevista.
  • Durante la entrevista, también prepárate para hacer preguntas. 
  • Después de la entrevista, envíale una nota de agradecimiento a la persona que te entrevistó.

La mayoría de las empresas te llaman o envían un email para informarte si te contratarán o no. Cruza los dedos para ver si puedes obtener una respuesta positiva. Pero si no es así, recuerda que cada entrevista te prepara mejor para la siguiente, y aceptar el rechazo profesionalmente obrará a tu favor. ¡Quizás en el futuro tengan un mejor puesto en la misma empresa!

¿Qué hago si recibo una oferta de empleo?

Si logras triunfar en la entrevista y obtienes una oferta de empleo, ¡genial! Habrás conseguido tu primer trabajo en los EUA. Pero antes de celebrar, aún tienes que finalizar algunos detalles del proceso.

Revisa la oferta de empleo y sus condiciones, como el sueldo y las prestaciones laborales. Puede que tengas la tentación de aceptar la oferta de inmediato, pero solicita cortésmente 24 horas para evaluarla y tomar una decisión. Los empleadores lo entenderán y con gusto te enviarán los detalles de la oferta para que los revises.

Si crees que la compañía es el lugar que buscas y te interesa el puesto, lo más importante que debes considerar es el sueldo. ¡No tengas miedo de negociar!

Bonus: 5 consejos para negociar tu sueldo

Sin duda alguna, todos queremos ganar más dinero, pero a muchos nos resulta difícil pedir lo que merecemos. Si recibes una oferta de empleo, puede que aceptes el sueldo que te ofrecen para evitar molestias o perder la oferta. Sin embargo, los empleadores que toman en serio su negocio esperan que negocies el sueldo hasta cierto grado. Estos breves consejos te ayudarán a prepararte para que negocies tu sueldo.

1. Conoce tu valor. Es fácil creer que, como migrante, lo mejor es conseguir tu primer trabajo en los EUA que ganar un sueldo justo. Pero estamos aquí para decirte que te mereces ambos. Averigua cuál es el sueldo promedio de tu puesto en los EUA y pide que te paguen en función de ello y los años de experiencia laboral que tienes.

2. Considera el cambio de moneda. Es posible que estés acostumbrado a ganar una cierta cantidad de dinero en un puesto similar en tu país de origen, pero debes considerar que los tipos de cambio, el salario mínimo y el costo de vida en los EUA son distintos. Depende de dónde seas, puede parecerte que estás pidiendo demasiado, pero en los EUA puede ser un sueldo promedio. Averigua con anticipación.

3. Apunta más alto. Incluso si el sueldo que te ofrecen es suficiente o más de lo que esperabas, nunca viene mal pedir más. Lo peor que puede pasarte es que rechacen tu solicitud de aumento. Pero ningún empleador digno se atreverá a rescindir una oferta solo porque intentes negociar un mejor sueldo. En la mayoría de los casos, los empleadores esperan que lo hagas.

4. Indica un rango específico. Si pides más dinero, sé específico. Piensa cuánto te gustaría ganar y conviértelo en tu cifra inicial. A esta auméntale dos y esa es tu cifra más alta. Por ejemplo: si te ofrecen $20 por hora, pero te gustaría ganar $25 por hora, indica que tu rango es de entre $25 y $27 por hora. Así, incluso si aceptan tu oferta más baja, será lo que querías al principio. Solo recuerda ser realista. Si pides demasiado, corres el riesgo de no obtener nada.

5. Considera otras prestaciones. Si un empleador no puede aumentar tu sueldo, quizá pueda incrementar tus prestaciones, como darte más días de vacaciones. Es posible que no veas un aumento en cada cheque que recibas, pero seguro que lo disfrutarás cuando estés sentado en la playa en algún lugar gozando de tu tiempo libre.

Por último, si ya recibiste una oferta, ya negociaste tu sueldo y te sientes bien con el puesto, todo lo que te queda por hacer es aceptar oficialmente el empleo. ¡Felicidades! Ahora puedes compartir de manera oficial la buena noticia y celebrar.

Compartir

Artículos relacionados