Pros y contras de comprar una casa

Recursos para migrantes

Pros y contras de comprar una casa

Estudia tus opciones antes de comprar una vivienda.

En los Estados Unidos, ser dueño de una casa es motivo de orgullo, y es uno de los objetivos de muchos estadounidenses. ¡Es un lugar al que puedes considerar tuyo!

Pero esto no significa que sea la mejor opción para todos. Antes de decidirte a comprar, conoce los pros y contras de ser propietario de una casa:

Pros

Es una buena inversión

Si investigas bien y eliges una casa en un buen vecindario por un precio justo, su valor aumentará con el tiempo. Lo mismo ocurrirá con el terreno. Es por eso que a la gente le gusta comprar una casa barata en un vecindario promisorio y ver cómo su valor aumenta a medida que el neighborhood se vuelve más popular. Una casa puede considerarse una inversión a largo plazo, ya que las hipotecas tardan décadas en liquidarse.

Tus pagos contribuyen a que seas propietario

Pagar una renta mensual no te lleva a ningún lado, pero cada pago de hipoteca significa que cada vez estás más cerca de tener tu propia casa. Técnicamente, el banco es el dueño hasta que tú lo seas. 

Beneficios tributarios

¡Los intereses que pagas en tu hipoteca son deducibles de impuestos! Y, si obtienes un préstamo hipotecario para mejoramientos de vivienda, también podrás deducirlo. Otras deducciones incluyen impuestos a la propiedad, gastos de home office y gastos por mejoramientos de vivienda hechos por motivos médicos.

Tu crédito

Una hipoteca pagada puntualmente es un tipo de deuda cobrable que los bancos esperan que tengas al momento de solicitar un préstamo. Esta incrementa tu puntaje crediticio y te ayudará en el futuro cuando necesites un préstamo para un auto o negocio.

Es tuya

Aunque aún no hayas terminado de liquidar tu hipoteca, tienes la libertad de hacerle cambios a tu hogar. Puedes instalar una terraza, mejorar la cocina, expandir las habitaciones o lo que tú quieras, siempre y cuando acates el código de edificación de viviendas. ¡En algunas casas alquiladas ni siquiera puedes pintar las paredes!

Contras

Altos gastos iniciales

Una tasación, una cuota inicial y demás gastos serán significativamente más elevados que los pagos de tu primer y último mes de renta. Como inquilino, no tendrás que preocuparte por ningún pago a la Asociación de Propietarios (HOA, por sus siglas en inglés).

Puede depreciarse

Anteriormente mencionamos que una vivienda es una buena inversión, y lo es. Pero el mercado inmobiliario no siempre está al alza. Hay momentos en que las cosas van mal, como durante la recesión del 2008, en la que muchas personas perdieron su hogar. Sin embargo, a la larga el mercado siempre se recupera.

Eres responsable del mantenimiento

No habrá arrendador a quién llamar si la lavadora se descompone o si debes reemplazar el techo. Tú eres responsable de aprender a solucionar estos problemas o de pagarle a alguien para que lo haga por ti. Una casa donde siempre hay algo que arreglar implicará que tengas más gastos.

Es más difícil mudarse

Si deseas tener la libertad de empacar e irte a una nueva ciudad para un nuevo trabajo, quizá no te convenga ser propietario de una vivienda. El proceso de vender tu casa será mucho más tardado y estresante que mudarte de una vivienda alquilada.

Compartir
Etiquetas