El ABC de la banca: cuentas de cheques vs. cuentas de ahorros

Finanzas para principiantes

El ABC de la banca: cuentas de cheques vs. cuentas de ahorros

Lo que debes saber sobre cuentas de cheques y cuentas de ahorros

Pues bien, ahora estás ganando dinero y necesitas un lugar seguro donde ponerlo.

Primero lo primero: te urge una cuenta de banco.

Puede parecer simple, pero del dicho al hecho hay mucho trecho.

Te explicamos las diferencias entre cuentas de cheques y cuentas de ahorros, para que elijas la más adecuada para ti.

¿Qué es una cuenta de cheques?

El tipo más común de cuenta bancaria suele conocerse como ‘cuenta de cheques’ o ‘cuenta corriente’. Las cuentas de cheques permiten un fácil acceso a tus fondos para retirar cash o pagar cuentas.

Dato curioso: técnicamente, se le llama ‘cuenta de cheques’ porque el cliente puede firmar cheques emitidos por su banco. Sin embargo, como estos cada vez se usan menos, mucha gente aún llama a sus cuentas bancarias básicas sus ‘cuentas de cheques’, aunque solo usen su tarjeta de débito para hacer compras.

Características de las cuentas de cheques

La mayoría de los bancos les dan a las cuentas estándar de cheques los siguientes beneficios:

  • Tarjeta de débito para compras y retiros en cajeros automáticos (ATM)
  • Una chequera personal 
  • Capacidad de recibir depósitos directos

Dependiendo del banco, también puedes obtener incentivos como tarjetas de regalo para que abras una cuenta o la recomiendes a tus familiares y amigos.

Los clientes generalmente no obtienen intereses del dinero en su cuenta.

¡Recuerda!

A menudo hay varios cargos asociados con las cuentas de cheques. Estos incluyen cargos por saldo mínimo, por sobregiro, así como cargos mensuales por mantenimiento.

Una cuenta de cheques es el mejor tipo de cuenta para gestionar tus operaciones financieras diarias. Puedes configurar un depósito directo para que tu sueldo sea depositado directamente en tu cuenta. O puedes configurar el pago automático de cuentas para que tu dinero sea retirado mensualmente para pagar gastos como la renta o la luz.

También puedes usar tu tarjeta de débito para hacer compras diarias y retirar cash de los cajeros automáticos.

¿Qué es una cuenta de ahorros?

Mientras que una cuenta de cheques es buena para uso diario, una cuenta de ahorros es más conveniente para guardar dinero para el futuro. Por ello, muchas personas tienen una cuenta de ahorros y una de cheques, en lugar de tener una única cuenta de ahorros.

Ya que existe un límite legal de número de retiros mensuales que un cliente puede hacer desde una cuenta de ahorros, este no recibe una tarjeta de débito para hacer retiros o pagar gastos con sus ahorros.

Características de la cuenta de ahorros

Entonces, ¿por qué obtener una cuenta de ahorros? ¡Porque tiene funciones especialmente diseñadas para ahorrar dinero!

Por ejemplo: las cuentas de ahorros ganan intereses de los fondos que agregas. Eso quiere decir que en realidad ganas dinero solo por dejar que el banco retenga tus ahorros. Las tasas de interés varían entre 0.06% y 1.5%, y los bancos por internet suelen ofrecer tasas más altas que los bancos tradicionales.

Los cargos asociados con las cuentas de ahorros generalmente son más bajos, sobre todo si ya tienes una cuenta de cheques con el mismo banco.

Importante: es probable que el banco te pida que mantengas un saldo mínimo para que no pagues cargos.

Y, como solo puedes hacer un número limitado de retiros, tendrás menos tentación de retirar el dinero que deberías estar ahorrando.

¿Qué tengo que hacer para abrir una cuenta de banco?

Una vez que hayas decidido qué cuenta es mejor para ti, considera los diferentes tipos de bancos que puedes escoger.

Afortunadamente, casi todos ofrecen un paquete básico que incluye tanto una cuenta de cheques como una cuenta de ahorros. Así que esto no debe causarte problemas.

Ahora solo necesitas visitar un banco cerca de ti o ir a su sitio web para abrir una cuenta.

En cualquier caso, probablemente necesites documentos para comprobar tu identidad. Por ejemplo: un documento de identidad emitido por el gobierno, como un pasaporte o licencia de conducir, y un comprobante de domicilio, que puede ser una factura de servicios con tu nombre y dirección.

Ten en cuenta que algunos bancos requieren un depósito mínimo. Puedes usar cash o un cheque de otro banco para depositar el dinero en tu nueva cuenta.

Nota:

Consulta primero con el banco para saber qué documentos precisas y cuánto dinero necesitas para el depósito inicial.

¡Eso es todo! Una vez que tengas una cuenta de cheques o de ahorros (¡o ambas!), ya estarás en camino a lograr tu independencia y equidad financieras.

Puede ser difícil empezar de cero, especialmente en un país nuevo, pero con una cuenta de banco podrás empezar a hacer compras, recibir tu sueldo y ahorrar dinero.

¡No te compliques! Si buscas una forma de depositar dinero en una cuenta sin pagar todos esos fastidiosos cargos, echa un vistazo a nuestra membresía MAJORITY!

La membresía MAJORITY siempre piensa en los intereses de tu cartera primero.

¡Aprende más y empieza tu membresía gratis!

Compartir
Etiquetas

Artículos relacionados