Discos Voladores: ¿Ciencia ficción o merienda tradicional?

El Barrio

Discos Voladores: ¿Ciencia ficción o merienda tradicional?

Un viaje del recuerdo con una chef cubana cuya intuición convirtió una popular merienda de Cuba en un éxito.

Lupita Estupinan transporta al embajador de MAJORITY Aldrin Coto a su niñez, preparándole una de las meriendas más populares y tradicionales de la cocina cubana.  La historia comienza, cuenta Lupita con entusiasmo, cuando un día fue de compras a un garaje sale.  Acompañada por su hija Mónica “Mika” León, chef del restaurant Caja Caliente, encuentran una réplica antigua del aparato para preparar los discos voladores. 

“Yo cuando lo vi le dije, Mónica, quiero empezar en Caja Caliente a hacer discos voladores,” recuerda Lupita.  “Vamos a tener un éxito tremendo porque esto lo conoce todo el mundo en Cuba.”

Entre untadas de mantequilla, lonjas de jamón y queso, y croquetas fritas en el momento, Lupita y Coto intercambian memorias inolvidables de tiempos lejanos.  “Cuando había los ciclones, nosotros íbamos a casa de la vecina y la señora nos hacía discos voladores,” cuenta Lupita. “Yo recuerdo de niño como mi mamá también me hacía los discos, la merienda para la escuela,” añade Coto. 

Fusión e innovación 

Mientras Lupita continúa armando el famoso disco de croqueta preparada, la entretenida conversación sigue acerca de lo que en realidad distingue a Caja Caliente.  Y es que Mónica, la reconocida chef, siempre tuvo una visión innovadora para su restaurant.  

“Los tacos cubanos, eso fue invento de ella,” recalca Lupita. Y es ese toque único lo que destaca a Caja Caliente y atrae a turistas y locales de igual manera.  

Ese balance de ofrecer algo fresco e innovador pero que a la misma vez evoque la nostalgia que solo se siente con recetas tradicionales es el creativo trabajo que Mónica y Lupita desempeñan a diario. 

Anécdotas y éxitos

Además de todo el éxito que disfruta Caja Caliente con sus exquisitos platillos, los discos voladores en particular tienen algo especial.  

“Desde que pusimos los discos voladores aquí, esto ha sido un éxito tremendo,” dice Lupita.  “Ha sido una sensación y para mi tiene un sentimiento tremendo.” 

Y nada que sea fuera serie se presenta sin sus anécdotas.   

¿Una vez que empezó a hacerlos [los discos], que le decía la gente? pregunta Cote. Lupita explica que la gente compartía historias sobre los discos voladores. “Pero la anécdota más grande es que todos se quemaban,” exclama Lupita entre risas.  

Historia de triunfo

El triunfo de esta familia es en parte debido a la pasión por la cocina que viene de generaciones atrás. “Siempre me gustó la cocina. Siempre me encantó cocinar,” comenta Lupita. “Mi hija parece que heredo eso.”

“Me siento feliz. Realizada de ver como mi hija también se ha realizado con lo que le gusta hacer,” revela Lupita. “Pero su hija no hubiera podido lograr eso si hubiera tenido obviamente el apoyo suyo y las recetas de la cocina,” bromea Coto.  “Por supuesto,” responde Lupita riéndose. “Estas no son cosas de chef. Estas cosas son cosas que tocan el corazón,” refiriéndose a las recetas que se pasan de generación en generación. 

Después de un buen bocado del disco de croqueta preparada, completa con su bandera cubana, Coto le da el visto bueno y Lupita pide “que se repita la visita.”

MAJORITY Celebra a los hispanos más destacados del 2021 en este mes de la herencia hispana. Descubre la receta secreta del disco volador de croqueta preparada que Lupita compartió en la entrevista y sigue otras historias inspirantes y emotivas en las redes sociales.

Compartir