Cómo tener éxito en tus estudios en los EUA

Recursos para migrantes

Cómo tener éxito en tus estudios en los EUA

"No puedes crecer si no sales de tu zona de confort".

Tras haber llegado a los EUA a los 8 años, Luisa Parra tuvo que asimilar un sistema educativo que no conocía y aprender un idioma que no hablaba. Unos años después, a punto de graduarse con un título en Contabilidad de una universidad privada, comparte las lecciones que aprendió en el camino.

La primera vez que Luisa ingresó en una escuela en los EUA fue en su primer día de clases. "Entré y me presentaron a la maestra. Y luego mi mamá me dijo: 'Bueno, quédate'. Recuerdo mirar a mi mamá. Yo estaba muy asustada y me sentía traicionada".

La maestra llevó a Luisa al aula. "Me preguntó de dónde era. Cuando dije 'Venezuela', les preguntó a los alumnos si alguien sabía dónde quedaba ese país. Un niño respondió, y ella me preguntó: '¿Es así?'. No sabía lo que estaba sucediendo. Fue horrible".

Esa primera experiencia traumática no la desanimó. Más bien, la motivó a aprender el idioma y dominar el sistema educativo de los EUA. Estas son algunas de las cosas que Luisa aprendió.

Confía en el sistema educativo

"Ellos saben lo que hacen. Están aquí para ayudarte. No pongas ninguna barrera, ellos te ayudarán. En retrospectiva, me doy cuenta de que no tenía sentido pensar que nunca aprendería el idioma, en especial al verme donde estoy ahora. Estoy en la universidad, preparándome para graduarme y comenzar una carrera. Solo confía en el sistema educativo. Tienen todas las herramientas para ayudarte, y si tienes una actitud positiva puedes lograrlo".

No estreses a tus hijos

"No estreses a tus hijos exigiéndoles excelentes calificaciones ni cosas por el estilo, solo asegúrate de que se familiaricen con la escuela. Francamente no toma tanto tiempo, en especial para los niños más pequeños. Quizá en la preparatoria es un poco distinto pero, en primaria y secundaria, los jóvenes aprenden el idioma rápidamente. Dales tiempo para que se acostumbren porque es un gran cambio, sobre todo si son pequeños. No entienden las razones de mudarse [a un nuevo país] o por qué las cosas son distintas. Así que ten paciencia y cuida a tus hijos. Deja que la escuela les enseñe".

Pide apoyo a tus compañeros

"Si eres migrante, haz preguntas. ¿Cómo pueden ayudarte los alumnos? No necesitas un mentor, solo un amigo que te ayude. Hice muchas amistades con alumnos que se mudaron aquí. Los ayudábamos. Cuando ingresan, te das cuenta de que todos son inteligentes. Nosotros los ayudamos a familiarizarse: estas son tus clases, este es tu horario, esto es lo que recomendamos. Cómo llegar de una clase a otra, su horario, cómo obtener los libros de texto, casilleros, todo eso. Y muchas escuelas ofrecen esto, en especial las escuelas secundarias y preparatorias se apoyan mucho en los alumnos".

Sigue adelante

"Acuérdate de cómo se fundaron los EUA. Fueron personas que se mudaron aquí porque lo que tenían no era suficiente. Mudarse aquí y hacer ese sacrificio te impulsa más. Si no naciste aquí, tienes que luchar por ello. Ya sea que la lucha sea difícil o fácil, siempre te impulsa a conseguir lo que quieres. Esfuérzate y sal de tu zona de confort. No puedes crecer si no sales de tu zona de confort. Vienes aquí por el sueño americano". 

Involúcrate

"Digamos que te acabas de mudar aquí y no conoces a nadie. Puedes empezar uniéndote a un club académico. Si estás estudiando Contabilidad, únete a la Accounting Society de la escuela. Si estás estudiando Psicología, únete a la Psychology Society. Allí puedes conocer personas y luego cultivar esas amistades fuera del ámbito académico. También recuerda que la universidad siempre envía correos electrónicos. ¡Lee tus emails! Hago mucho énfasis en esto porque en esos emails encontrarás oportunidades de voluntariado, amistades y personas con intereses similares".

Aplica a muchas universidades

"Primero tienes que hacer todos los exámenes. Si vienes de otro país, deberás hacer uno solo para que sepan que dominas el idioma. Siempre recomiendo que apliques a más universidades de las que quieres. También solicita ingreso en escuelas que quizás no sean tu mejor opción. Entre más apliques, más oportunidades tendrás. Las universidades aquí quieren diversidad. Siempre pensé: 'No soy estadounidense. Aceptarán a todos los estadounidenses primero, y luego, pensarán en mí. Y esa no es la realidad".

Toca la puerta, ábrela, ¡derríbala!

"Si tu familia tiene dificultades financieras, hay programas que pueden ofrecerte almuerzos gratis y otros beneficios. [Acude] a la oficina de ayuda financiera de la universidad. Pregunta, pregunta, pregunta. No tengas miedo de hacer preguntas. Lo peor que puede suceder es que te digan que no. Ese es el problema de muchos migrantes. No quieren luchar mucho. No quieren interponerse en el camino de las personas. ¡Hazlo! Pregunta. Toca la puerta, ábrela, ¡derríbala! Pregunta, pregunta, pregunta, pregunta".

Después de su graduación, Luisa planea trabajar en algo relacionado con niños con necesidades especiales. También ha solicitado pasantías con organizaciones sin fines de lucro y quiere perfeccionar sus habilidades contables y empresariales. "Me encantaría encontrar un lugar donde pueda retribuir a la comunidad".

Compartir