Cómo puedes ahorrar en 30 días (sí, de verdad)

Money 101

Cómo puedes ahorrar en 30 días (sí, de verdad)

¿Qué es la regla de ahorro de 30 días y cómo la uso lo antes posible?

Todo el mundo sabe que ahorrar no es fácil ni rápido.

Pero, ¿y si hubiera una manera de ahorrar un poco más fácil y más rápido? ¿Te interesa saber cómo hacerlo? Sigue leyendo. Si bien a nadie le gustan las reglas, la regla de ahorro de 30 días es la excepción. Porque se ha comprobado que esta regla te ayuda a ahorrar. Y es bastante fácil de acatarla.

Entonces, ¿qué es exactamente la regla de ahorro de 30 días y cómo la uso lo antes posible?

Este método aprobado por MAJORITY es un estrategia financiera útil que nos ayuda a administrar nuestro dinero. Está diseñada para ayudarte a evitar que gastes demasiado en cosas que no necesitas, como esas compras impulsivas que resultan problemáticas.

¿Buscas un nuevo par de zapatos en Google? ¿Buscas un cojín en tu tienda favorita? Detente. Aléjate de la pantalla o del cajero por tan solo un minuto. Bueno, para ser exactos, espera 30 días.

Toma 30 días para pensar en la compra que quieres hacer si no es de primera necesidad. Haz una lista y vuelve a revisarla al final del mes si crees que eso puede ayúdate.

Cuando hayan pasado 30 días, puedes tomar una decisión con respecto a esos zapatos, esa suscripción o ese altavoz que querías comprar. ¿Aún te interesa el artículo y no puedes imaginar otros 30 días sin él? Entonces adelante y cómpralo. Sin embargo, la mayor parte del tiempo te habrás olvidado por completo de la necesidad de gastar. Así, podrás evitar gastar demasiado, tendrás un saldo mayor en tu cuenta MAJORITY y estarás un poco más cerca de alcanzar tus metas financieras. Bien hecho.

¿Por qué este método es tan efectivo? La regla de ahorro de 30 días te permite separar las emociones de tus hábitos de gasto. Por lo tanto, este método te permite comprar lo que verdaderamente necesitas en un momento determinado y esperar el momento adecuado para darte un gustito. Asegúrate de usar la estrategia correctamente al apegarte al marco de tiempo y recordar tus metas a más largo plazo, ya sea ahorrar para una emergencia o un proyecto mucho más grande.

Recuerda: no seas demasiado duro contigo mismo. Establecer prácticas realistas te permitirá seguir el plan a largo plazo. Si bien una barra de chocolate no es necesariamente esencial, ¡no querrás estar pensado en ella durante 30 días! De vez en cuando puedes hacer compras pequeñas como estas. Pero si quieres una computadora nueva, por ejemplo, ahí es cuando la regla de ahorro de 30 días verdaderamente resulta útil para evitar derrochar el dinero, lo cual te impide ahorrar.

¡Buena suerte!

Compartir