¿Cómo declarar impuestos empresariales por primera vez?

Recursos para migrantes

¿Cómo declarar impuestos empresariales por primera vez?

onsulta esta guía práctica para preparar los impuestos de tu empresa en los Estados Unidos, incluso si no obtuviste ganancias.

Crear tu propia empresa y ser tu propio jefe debería darte mucho orgullo. Es un momento emocionante que trae muchas responsabilidades, entre ellas declarar impuestos. Dicho de forma simple, declarar impuestos es decirle al Gobierno cuánto dinero ganó o perdió tu negocio.  

Sigue leyendo para saber todo lo necesario sobre la declaración de impuestos de pequeñas empresas en los Estados Unidos.

¿Qué necesito para preparar la declaración jurada de mi empresa?

Necesitas copias de todos tus estados financieros del año. Estos incluyen: 

  • balance de pérdidas y ganancias
  • balance general
  • estado de flujo de efectivo. 

Asimismo,  deberás responder algunas preguntas sobre qué productos produce tu empresa, a qué industria pertenece, en qué estado del país haces negocios, y luego entregar una lista de todos los propietarios. Estos son otros formularios importantes que requerirás:

  • Si eres dueño único o LLC de un solo miembro: anexo C para ganancias o pérdidas de negocios.
  • Si tu empresa es una LLC de miembros múltiples o una sociedad: formulario 1065 para la LLC o sociedad. Cada socio debe entregar un anexo K-1 junto con su declaración tributaria personal. 
  • Si tu empresa es una corporación S: formulario 1120-S.
  • Si es una corporación: formulario 1120.

Los ingresos de tu negocio menos tus gastos son tus ganancias (o pérdidas, si tu negocio no hizo dinero). En la mayoría de los casos, tu parte de las ganancias empresariales es incluida en tu declaración personal junto con ingresos personales, deducciones y créditos. Esto determina tus ingresos sujetos a impuestos. Si suena demasiado confuso, ten en cuenta que el Gobierno te dirá si pagaste más de lo que debías. Si ese fuera el caso, te devolverá el exceso de dinero. Si los impuestos son más de lo que ya pagaste, deberás liquidar la diferencia.  

¿Qué gastos puedo deducir de mis impuestos?

Probablemente tuviste que comprar muchas cosas como computadoras, teléfonos y otros materiales de oficina para que tu negocio empezara a funcionar, ¿verdad? Lo bueno es que todo el dinero gastado en esos artículos puede ser deducido de tus impuestos. ¡Y las deducciones te hacen ahorrar! Aquí una lista de gastos que puedes deducir: 

  • seguro para empresas
  • materiales de oficina 
  • computadoras y equipos
  • gastos de oficina en el hogar (servicios, renta/hipoteca, muebles de oficina)
  • cuenta de teléfono de la empresa
  • honorarios profesionales (abogados y contadores)
  • salario y beneficios de empleados
  • impuesto sobre el trabajo por cuenta propia
  • marketing y publicidad
  • cargos por preparación de declaración tributaria y cargos bancarios 
  • gastos de vehículo (si lo usas para propósitos empresariales)
  • gastos por viajes de negocios 
  • gastos de conferencias
  • comida (deducible en un 50%).

Ya tengo todo listo para declarar, ¿y ahora?

Primero tendrás que elegir entre presentar tu declaración tributaria empresarial por cuenta propia o que un profesional lo haga por ti. Si confías en que puedes hacerla tú, necesitarás un programa de impuestos en tu computadora para que cargues tu información, respondas algunas preguntas y la envíes. También puedes llenar tus formularios en papel y mandarlos al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés).  

Si contratas a algún profesional para que haga tu declaración tributaria por ti (este gasto es deducible de impuestos, ¡genial!), tendrás que entregarle toda la documentación y formularios correctos indicados anteriormente. El profesional cargará la información y la enviará al IRS en tu nombre.  

Si mi negocio no ganó dinero, ¿aún debo presentar mi declaración jurada?

Si los ingresos de tu negocio fueron cero (o negativos si perdiste dinero) puede que no tengas que pagar impuestos. Pero el IRS aún podría ordenarte que presentes una declaración tributaria. Aunque tu negocio no haya generado ganancias, siempre será más beneficioso que presentes tu declaración tributaria. Si no debes dinero al IRS y eliges no presentar una declaración tributaria, el IRS no te multará.

Compartir
Etiquetas

Artículos relacionados