8 estafas monetarias que debes reconocer (y ¡evitar!)

Money 101

8 estafas monetarias que debes reconocer (y ¡evitar!)

Aprende a proteger tu dinero

Las estafas financieras son cada vez más legítimas y personales. Pero no tienes por qué preocuparte, ya que MAJORITY te protege. A continuación, te presentamos algunas de las estafas monetarias más comunes y te explicamos cómo evitarlas.

1. Trampas en las entregas

Alguien se presenta en tu puerta con flores o un regalo que supuestamente alguien te envió. Para recibir el regalo, se te pide que pagues los costos de gestión con una tarjeta de crédito. Todo parece marchar bien. Sin embargo, en esta táctica, el estafador “roba” la información de tu tarjeta de crédito, es decir, captura la información almacenada en la banda magnética de la tarjeta de crédito por medio de un dispositivo pequeño. Es una trampa.

Salvo que hayas pedido algo personalmente y hayas aceptado pagar contra entrega, no aceptes el artículo.

2. Estafas de romances

Estas no tienen nada de romántico. Los delincuentes se esconden detrás de los sitios de citas y establecen relaciones por Internet con las víctimas. Tras charlar contigo y ganarse tu confianza, te piden dinero o información privada. Usa tus instintos. Si alguien te pide insistentemente que le prestes dinero o te hace demasiadas preguntas personales y concretas, desvincula o elimina el match (y denúncialo). Además, en sitios como Facebook, solo acepta solicitudes de amistad de personas que conozcas.

3. Familiares en peligro

En este tipo de estafa, los delincuentes se hacen pasar por un pariente, te llama o te envía mensajes de texto o correos electrónicos, indica que está en problemas y te pide dinero de inmediato. Te dirán que envíes los fondos a una cuenta bancaria que no reconoces. Intenta comunicarte con la persona por la que se hace pasar, si no estás seguro de la situación, y notifica a la policía para detener al estafador lo antes posible.

4. Premios engañosos

Este tipo de estafa funciona cuando alguien te contacta para decirte que has ganado la lotería o un sorteo. ¡Que conveniente! Sin embargo, para reclamar el premio, debes pagar una tarifa de procesamiento. La persona encargada de llamarte, podría pedirte tu fecha de nacimiento, número de tarjeta de crédito u otra información personal. Recuerda que las promociones legítimas nunca te piden que pagues para ganar un premio. Evita estos premios falsos a toda costa.

5. Recaudadores de fondos falsos

En ocasiones, los estafadores se hacen pasar por trabajadores de organizaciones benéficas que solicitan donaciones urgentes. Podrían pedirte que les envíes un donativo con tu tarjeta de crédito o una domiciliación bancaria con tu cuenta corriente. Es cierto que es una virtud ser generoso y ayudar en lo que puedas. Pero asegúrate de investigar a fondo las organizaciones benéficas y buscar la dirección física para enviarles los donativos directamente, de modo que envíes tu dinero a las causas que merecen la pena y no a los estafadores.

6. Agentes falsos del IRS

Te cuidado con los agentes falsos del IRS y las facturas de impuestos falsas. A veces, los estafadores tratan de asustar a las víctimas para que faciliten información financiera. Si te encuentras en una situación como esta, cuelga o ignora la carta que recibas. Puedes buscar en Google el número de teléfono del IRS y llamarle para verificar si la llamada proviene directamente del organismo recaudador de impuestos. El IRS nunca solicitaría un pago por teléfono o por correo electrónico.

7. Estafas telefónicas

Por desgracia, esta estafa existe casi desde que existen los teléfonos. Los estafadores llaman fingiendo vender un producto o servicio o haciéndose pasar por un representante de atención al cliente. Intentan hablar contigo por teléfono y sacarte toda la información personal que sea posible. Cuelga la llamada en caso de que no hayas contactado a la empresa para comprar algo.

El 70% de las denuncias por fraude son estafas telefónicas, según la Comisión Federal de Comercio, por lo que vale la pena no contestar el teléfono.

8. Correos electrónicos/mensaje de textos maliciosos

Por último, ten cuidado con los mensajes que dicen que el sitio web de una empresa ha sido hackeado y le piden que actualices tu información. Estos te dirigen a un sitio falso y ahí es donde los estafadores roban tus datos. Haz clic solo en los enlaces de los correos electrónicos de remitentes que reconozcas.

No te avergüences si eres víctima de una estafa. Es más frecuente de lo que crees. Denúncialo a la policía local y notifícalo inmediatamente a MAJORITY o a tu otro banco o compañía de tarjetas de crédito.

Infórmale de la estafa al mayor número posible de amigos y familiares para mantener alerta a más personas.

Compartir

Artículos relacionados