6 cosas que debes saber sobre cómo obtener una derivación médica

Recursos para migrantes

6 cosas que debes saber sobre cómo obtener una derivación médica

Y cómo saber cuándo necesitas una derivación para consultar a un especialista.

Imagina que tú o uno de tus familiares tiene una abrasión en el ojo. O quizá un dolor estomacal persistente o una erupción en el brazo en ciertas temporadas del año. Independientemente de qué sea, es una enfermedad, y resulta que tu médico general no puede tratarla. Entonces necesitas llamar a un especialista, ¿verdad?

¡No actúes tan de prisa! Hay algo importante que debes saber.

En los EUA, muchas compañías de seguros médicos no te permiten llamar a un especialista y programar una cita. Si quieres que paguen por la atención que vas a recibir, primero debes obtener una derivación.

¿Qué es una derivación y cómo puedes conseguir una? Aquí cubrimos los detalles que conllevan consultar a un especialista en los EUA:

¿Qué es una derivación?

Ciertas compañías de seguros médicos no te permiten consultar a un especialista si no tienes una derivación de tu médico de cabecera. Este determinará qué tipo de especialista necesitas y te recomendará uno o más en quienes confía.

Por ejemplo, con algunos planes, no puedes consultar a un dermatólogo o gastroenterólogo a menos que primero consultes a tu médico general. Esto es similar a obtener una receta para medicamentos. 

El consultorio de tu médico te ayudará a coordinar la visita con el especialista y le enviará los detalles sobre tu salud. También mandará la misma información a la compañía de seguros. Antes de visitar al especialista, verifica que haya recibido la derivación. Si el especialista quiere volver a tratarte, asegúrate de que la derivación cubra más de una visita. 

¿Cómo sé si mi seguro requiere una derivación?

Depende del tipo de seguro que tengas. Por ejemplo, los planes de una organización para el mantenimiento de la salud (HMO, por sus siglas en inglés) y los planes de punto de servicio (POS) requieren una derivación antes de que puedas consultar a un especialista. Por otro lado, los planes de una organización de proveedores preferidos (PPO) y de una organización de proveedores exclusivos (EPO) no requieren una derivación. 

Revisa tu tarjeta de seguro médico y averigua qué tipo de plan tienes. 

¿Hay alguna excepción?

Sí, ¡siempre hay excepciones a las reglas! Los especialistas que brindan servicios de salud conductual, como psiquiatras y psicólogos, y están en tu red de atención médica no requieren una derivación de tu médico de cabecera. 

Las mujeres tampoco necesitan una derivación para recibir atención de rutina de un obstetra o ginecólogo que esté dentro de la red. Tal atención puede incluir exámenes de Papanicolaou y mamografías. Además, las visitas que la compañía de seguros considera una emergencia pueden no necesitar una derivación.

¿Qué sucede si no obtengo una derivación?

Nada te impide acudir con un especialista sin una derivación, el problema es que tú tendrás que pagar los gastos totales de la consulta. La compañía de seguros no los cubrirá. Así que, en lugar de pagar un copago, tendrás que pagar una factura mucho más alta. 

¿Qué sucede si no tengo un médico general?

Desafortunadamente, si tu seguro médico requiere que obtengas una derivación, no hay modo de evitarlo. Algunas aseguradoras te asignarán un médico general, por lo que puedes llamarle para programar una cita.

Siempre es mejor tener un médico de cabecera antes de necesitarlo. Haz una cita para inscribirte como paciente en su consultorio, así tendrá tu historial médico completo y podrás visitarlo más rápido cuando estés enfermo.

¿Qué sucede si no puedo esperar para obtener una derivación? 

Si la situación es grave y necesitas visitar a un especialista de inmediato, considera acudir a un centro de atención urgente o a la sala de urgencias. Tampoco requieres una cita, pero tendrás que esperar a que un médico pueda atenderte.  

Paga tus facturas médicas con una cuenta segura con MAJORITY. Comienza gratis.

Compartir