5 cosas a saber antes de presentar tu declaración de impuestos

Recursos para migrantes

5 cosas a saber antes de presentar tu declaración de impuestos

“No existe una ‘pregunta tonta sobre impuestos’”.

Kenneth Omoruyi toca el saxofón, es padre de trillizos y tiene una exitosa empresa de servicios de contabilidad y de impuestos. También posee un título de maestría y es defensor de las minorías en su industria. En otras palabras, es el tipo de persona a quien deberías pedir consejos cuando trates con el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés). 

Lo primero de lo que Kenneth se percató cuando recién llegó a los Estados Unidos fue de que tenía que “desaprender” lo que él consideraba “normal” en Nigeria, su país natal.

“Algunas bromas pueden sonar graciosas en Nigeria, pero pueden ser ofensivas aquí en los Estados Unidos”, explica.  

El apoyo de sus parientes, su entonces novia (ahora esposa) y la iglesia donde tocaba el saxofón le dieron las herramientas y motivación que necesitaba para adaptarse a su nueva vida en los EUA.

De hecho, se adaptó, ¡y muy bien!

Su empresa de servicios de contabilidad e impuestos, Zanda Tax, tiene 11 sucursales (10 en Houston y 1 en Dallas). Y, principalmente, atiende a clientes de habla hispana. Es una empresa perteneciente a una minoría y orientada a una minoría, con tarifas muy competitivas comparadas con las de las ‘grandes compañías’ en la industria.

“Nosotros hacemos por los contribuyentes lo que muchas empresas no pueden”, dice Kenneth orgulloso.  

Además de ser un exitoso empresario, él es uno de los directores de la Houston CPA Society. Esta ha contribuido a darles a las minorías una voz en una industria predominantemente blanca.

Kenneth explica: “De todos los contadores públicos en los EUA, solo el 3% es de raza negra”.

Sigue estos 5 consejos de Kenneth para presentar tu declaración tributaria:  

1. El 31 de diciembre es el día más importante en el calendario.

Esta es la fecha en la cual el IRS ‘cierra y reinicia’. Para evitar pagar demasiados impuestos, o bien recibir un reembolso significativo, debes hacer todo lo necesario antes de fin de año. “Para enero o febrero ya sería muy tarde”, advierte Kenneth.

2. ¡Asegúrate de tener todos los documentos necesarios!

Si trabajas para un empleador, lo más probable es que te entregue el formulario W2 o el 1099. También necesitarás tu identificación, tu Número de Seguro Social (SSN), una declaración tributaria del año anterior, e información sobre tus dependientes. “Hay que traer las identificaciones o actas de nacimiento de los dependientes, así como sus SSN”.

3. Haz un seguimiento de tus ingresos y gastos.

Debes prestar especial atención a tus ingresos si eres contratista, plomero o técnico independiente. Es decir, si eres tu propio jefe. “Cuando nos proporciones esa documentación podremos ayudarte a preparar tu contabilidad y luego tu declaración de impuestos”.

4. Entiende la diferencia entre impuestos personales y empresariales.

Los impuestos personales son los que pagas según lo que ganas como persona física. Tu empresa en sí misma es una entidad legal. Así que, aunque una compañía solamente te pertenezca a ti y sea controlada por ti, el IRS la considerará una entidad legal aparte.

5. “No existe una ‘pregunta tonta sobre impuestos’”.

Los códigos y reglamentos cambian todo el tiempo, y dependen significativamente de circunstancias individuales.

“Yo diría que depende de cada contribuyente”, asegura Kenneth, por eso él siempre recomienda que busques ayuda de un profesional. 

En suma, investiga con la debida diligencia, declara tus impuestos a tiempo, proporciona toda la documentación de respaldo que puedas, y siempre trabaja con un contador público certificado (CPA). Recuerda que puede tardar hasta 21 días hábiles obtener un reembolso, y en algunos casos aún más si el IRS decide auditar tu reclamo.  

Comunícate con las oficinas de Zanda Tax a través de su sitio web o de su línea gratuita 1-844-94-ZANDA. 

Compartir

Artículos relacionados