5 consejos útiles para inscribir a tus hijos en Medicaid

Recursos para migrantes

5 consejos útiles para inscribir a tus hijos en Medicaid

"Si cometes algún error, podría ser difícil corregirlo".

Cuando emigró a los EUA, Yetunde Yusuf sabía que una de las primeras cosas que tenía que hacer era obtener un seguro médico para sus hijos. En este artículo, ella comparte las lecciones que aprendió durante el proceso.

Mientras su esposo residía y trabajaba en los EUA, Yetunde se encontraba en Nigeria con sus dos hijos pequeños. Sin embargo, contaba con el apoyo de sus hermanas, su madre y su suegra. “Solo veía a mi primer hijo cuando era hora de que comiera”, indica Yetunde sonriendo.

A la familia le tomó mucho tiempo poder obtener documentos para migrar. Pero finalmente llegó el día, y Yetunde salió de Lagos, Nigeria para reunirse con su esposo en su nuevo hogar en 2017.

“Muchos de mis familiares han residido en los EUA, así que entendía bastante bien cómo funciona el sistema. Estaba consciente de cómo funcionaban las cosas, y mi esposo también hizo todo lo posible para explicármelo. Así que el cambio no fue tan drástico”, explica Yetunde. 

Una de las ventajas de conocer el sistema fue que pudieron elegir el lugar donde vivirían según la escuela a la que querían enviar a sus hijos. “La zona donde vives determina el tipo de niños con los que estarán tus hijos todo el tiempo. Por lo tanto, ¿qué quieres para tus hijos?”.

 

Antes de inscribir a sus hijos en la escuela, Yetunde tuvo que llevarlos a vacunar. Ahí fue cuando le indicaron por primera vez que obtuviera un seguro médico para ellos a través de Medicaid. Estas son algunas de las cosas que ha aprendido hasta ahora. 

1. Consigue un empleo.

Según Yetunde, para obtener un seguro “debes tener un empleo y cerciorarte de que te encuentres dentro del límite de ingresos por hogar”. Medicaid solo aplica para familias con cierto límite de ingresos anuales.

2. ¡Visita el sitio web o llama!

Puedes visitar espanol.insurekidsnow.gov o, si estás en Texas, llamar al 211. Ahí te comunicarán con un representante, quien “te preguntará cuál es el motivo de tu llamada. Hazle saber que estás buscando un seguro de salud y él te guiará".

 

3. Ten tus documentos a la mano.

Básicamente, necesitarás las actas de nacimiento de tus hijos, tu pasaporte o identificación, y tus talones de pago. “Lo que ganas en un mes es lo que determina si puedes obtener un seguro médico”, afirma Yetunde. Hay otras consideraciones, como la cantidad total de personas que viven en tu hogar, por lo que es muy importante que brindes todos los documentos que justifiquen tu solicitud.

4. ¡Sé precavido!

Asegúrate de reportar cualquier cambio en tu situación de manera inmediata. No hacerlo puede ocasionarte problemas en el futuro. "Si cometes algún error, podría ser difícil corregirlo. Fue lo que me sucedió a mí. Cambié de empleo y presenté mi nuevo talón de pago, pero olvidé cambiar mi antiguo empleo en el sistema. Había superado el límite de ingresos y me llamaron. Tuve que presentar una nueva solicitud para poder volver a recibirlos”, recuerda Yetunde.

5. Conoce tu cobertura.

Los hijos de Yetunde tienen “100% de cobertura médica donde sea que vayan, y no tenemos ningún copago”. También cubre sus recetas, pero no los medicamentos de venta libre. Sin embargo, dado que Medicaid es distinto en cada estado, la cobertura puede variar. Por lo tanto, asegúrate de conocer tu cobertura y lo que está incluido en tu póliza de seguro.

Para Yetunde, tener a sus hijos asegurados es un gran alivio, pues ella viene de un país donde generalmente deben pagar sus gastos médicos. Esto le da la tranquilidad de concentrarse en su trabajo de desarrollo de cuidado infantil. “Me esfuerzo lo más que puedo para formarme mejor, tomar más cursos y avanzar en mi carrera", indica Yetunde.

Compartir
Etiquetas

Artículos relacionados